-Mudo-

Escrito por en septiembre 14, 2009 a eso de las 5:25 pm.

Silencio.
Cuando todo se calla.

Minerva Palas Atenea;
dueña de tu mediterráneo, recorda:
Metal contra metal,
es tan contraproducente…
Todo esta mal.

Tu mirada versus la mía
¡Deux!
Es impresionante…
Cuando desapareces la gravedad.

¿Si existiera, me verías acá,
en conversaciones con un grupo de strato-cúmulos?

Pronta la tormenta sobre tus coordenadas.
Y yo solo espero.
Vos,
sobre tu aposento, hermosa,
como siempre… bella.

Te mostraría los silencios,
y los espacios, de un rincón oscuro,
donde yace mi mente.
… mi mundo:
Adefesio de vida, pseudo acondroplásico.
Psicológico, tétrico,
psicosomático.
Mi realidad, hipocondríaca.

Marginado, aprecio esta; tú luz.
No puedo hablar…
nunca he podido hacerlo,
por tu mundo.
Y su movimiento.

¿Queres elocuencia?
(sin palabras)

Vos mítica.
Provocas.

En mi sistólica y diastolica
siento correr esta reacción,
y no entiendo;
¿Como un par de ojos claros pueden quemar así la piel?

Durante un segundo
una tira de tu cabello
dibujo un destello de creatividad
dentro de mí.
Llenándome,
dándome peso,
y provocando mi precipitación.

Ya en la tierra.
Como humano y bajo la tormenta,
frente a frente,
te pido me expliques…
El utilitas de esto  que me provoca
en el limbo de mi persona.
(Tu ser).

Comentarios cerrados.