– Infancia –

Escrito por en marzo 31, 2020 a eso de las 4:11 am.

Hay espacios del tiempo en que el tiempo no alcanza para detenerle a tiempo.
Se escurre al instante entre las manos,
solo para revelar todo lo que pudo ser,
30 años después.

Líneas sobre el silencio, la timidez y las inseguridades.
Crónicas de insolencia infantil ante el sentir.
Capítulos de como dos niños ignoran sus ventajas.
La historia de todo lo que pudo ser.

El tiempo se detuvo y se encerró en 1200 cuadros.
En cámara lenta de por vida,
la niña camina por el barrio y aquel mechón se mueve.
La sonrisa tímida y el smog.

365 días por lo menos unas siete veces.
Los eventos, las coincidencias, la proximidad y el silencio.
La rebeldía, la duda, el temor a fallar y no saber que hacer.
A escasos 800mts, una historia no fue.

262974 horas, muchas carreras, los bits, los bytes.
Un océano, varias ciudades, continentes.
Pocas palabras fueron suficientes.
Las sonrisas perfectas las hacen los dientes.

La que trae paz, de perfil se delínea a plena luz del día.
Cuando la noche ya llegó.
Mis madrugadas son los medios días.
Sus noches mis atardeceres.

Un número 1 enmarcado sobre un rojo.
La emoción de una sonrisa que se siente venir desde adentro.
La ilusión que da la información estructural implícita en un mensaje.
Por que un triangulo puede ser escrito con un circulo.

Si hay alguien que sabría hacerlo, es ella.
Si hay alguien que sabría apreciarlo, es el.
El silencio es parte de la música.
Los espacios parte de la lectura.

Se que los espacios positivos requieren de los negativos.
El día de la noche y el dulce del amargo.
Las simbiosis son clave en nuestro entorno.
El morado requiere de los 3 primarios para ser.

Es curioso el fenómeno de la luz.
Así como es curioso el fenómeno de lo que sucedió.
Más curioso aún el tiempo y como impide retroceder.
De como el tiempo es juez y parte que define que si y que no se dio.

El tiempo que le robó a dos niños la oportunidad de caminar el uno al otro,
en una acera a 130mts de la esquina del hidrante torcido.
El sudado y sucio, ella limpia y tímida.
Para sacar la pluma y en la primer página de su libro de notas escribir;

“¡Hola!”

Dejá tu opinión

Teneés que loguearte para opinar.