-Horror-

Escrito por en septiembre 14, 2009 a eso de las 6:26 pm.

Entre la neblina de este pueblo montañés
y las luces que veo allá abajo en el valle,
no puedo dejar de sentir el miedo esparciéndose en mí.

Recuerdo tu frente, su perfecta forma,
y como destellaba el sol,
cuando recogías tu cabello con una  diadema…
Tu iris café que se tornaba miel con la dilatación de tu pupila.
Tu sonrisa brillante, pareja y expresiva.
No podría imaginarme un miedo más grande en mí.
Cada paso que dabas en dirección a mi me tornaba piedra,
para luego ser sedimentado por tu aroma.
Aroma que todavía hoy  considero angelical,
e inadvertiblemente, espontánea en el recuerdo.

MI escuela, mi colegio.
Mi universidad,
mi vida entera,
adherido a vos.
Adherido al recuerdo,
por que no he podido zafarme,
y de todas formas;
¿Por qué querría zafarme?
Es el miedo, el temor, la inseguridad,
todo esto que provocas en mí
a lo que; por mas que no sea saludable
soy adicto y como tal
mi vicio se torna.
¡Mi placer!
El horror que causa en mí este amor;
necesidad que debe de ser satisfecha.

Mi silencio absoluto,
dominado por tu psicología,
presagio de mi inutilidad ante el sentimiento que moves dentro de mi.
Tú poder (mirada),
catártico de mis fuerza de voluntad
drena toda posibilidad en mí de expresar esto que,
en mi rincón (nido de vida)
vivo,
solo y desolado.

Es en este pueblo,
recóndito, en la montaña,
de paisaje frío y plagado de neblina,
aislado del mundo,
donde no suena tan mal…
Acá donde vienen a perturbarme esos recuerdos de mí infancia,
juventud…
Pasado, que roza casi el presente…
Flotan en mi perímetro y me hablan al oído.
¿Seria tan incorrecto volver a sentirte?
no suena tan equivoco…

Sobre mi error:
Siento que el tiempo lo pudo haber sanado,
mi mente debate por la razón, (sentido común)
pero esta; mi  necesidad de vos lo borra todo.

Solo me queda mi respiración,
este mi pasivo ritmo cardiaco,
y las ganas de que en esta loma
al lado mío estuviera tu cuerpo,
dentro de mi tu alma,
y tus ojos contemplando, con migo,
la grandeza de este pequeño lugar,
en el que individuales
y por caminos paralelos
existimos, hoy,
ambos dos,
separados…

Comentarios cerrados.