-El esporádico sacrificio de reír-

Escrito por en septiembre 14, 2009 a eso de las 5:57 pm.

Inocente, no te podes declarar.
Es claro para mi sistema que sos vos
quien me hizo esto.
Culpable…
De causa a efecto,
de acción a reacción,
de ti a mí.

Tan saludable,
y normal,
tan puro e inocente.
Yo me sentí vivir…
existiendo al lado de una razón,
bajo la luz fluorescente.

De lado a la ventana en la que el mundo camina;
Un par de ojos picaros,
un juego de dientes, y una vida…
Que quiere investigar, para ver mas allá.
Quiere absorber esa energía.
Retroalimentando ese monstruo,
que su alma derriba.
ese que soy…
dentro del que  vivo.

Esta noche escupiste el firmamento con estrellas,
moldeaste una cama de vibras,
ordenaste las actitudes correctas,
todo para subsanar la herida
de esa espina en mí,
aquella  espina que no sale,
la espina que yo llamo vida.

Segundos congelados. (Miradas)
Minutos calidos  que no se estiran…
el tiempo tristemente evaporado;
lo respiramos.
Metabólico proceso gracias al cual nos llevamos dentro.
A partir de esta noche todo cambia.

Morfosis elemental,
mediante la cual el espacio será creado.
Espacio para vivir,
pero más importante:
espacio para perecer.
Espacio en el que hoy guardo,
esos segundos congelados.(reír)

Comentarios cerrados.