-Argumento-

Escrito por en septiembre 14, 2009 a eso de las 4:39 pm.

Veamos esto dentro de todo arquetipo del sentir.
Y te tomamos de prototipo.
¿Que he aprendido?
¿Que habrá quedado?

Aleatorio. No es simple.
Me has enseñado lo que no vale la pena.
Es decir:
-¿Para que  entregarse?,
¿De que sirve dar la vida a una persona?
Cuando es mas fácil salir a las calles,
a los bares,
con el resto de tu especie.
Es más factible buscar a alguien más,
resultara ser igual o mejor que mi mártir (tu persona).
A esperar.

Narcisista, egoísta.
Cacofónico, ¿pero que mejor manera?

¿Para que esperar?
La esperanza y la angustia son vanas.
No tienen color y se pierden entre números.
Matemática.
Cifras y códigos que predominan en la vida.

Sentir resulta ser algo como esto:

Busco y   selecciono lo mejor de mí,
lo proceso y lo dejo madurar,
para que así tome un sabor exquisito,
único y sublime.
Así te identificas de mejor manera
con mis sentimientos apuntando en  dirección a vos.

Espero sueño y sigo esperando…
Te aviso:
El tiempo se escapa entre mis dedos,
y sangro.
Mi producto se pudre, sigo soñando.
Sigo esperando.

Todo para un día despertar con mi interior fermentado,
mi alma carbonizada y el ser carcomido.
Produciendo, odio, dolor, e ira.
Solo eso, metabolicamente.
(inevitable).

El corazón no puede doler ¿Sabes? Es imposible.
Envía dolores reflejo;
Al brazo, al cuello.
En mi inicio como un agudo punzón
en mi brazo,
luego se extendió hasta dejarme sin fuerzas…
inhabilitado.
Busque mi corazón y encontré un orificio.
Punto donde  solía encontrarse.
Me encontré con un coloide,
una espesa masa babosa.
Los restos de lo que fue mi corazón.
(Respire).

Ahora pienso.
Razono.
No puedo sentir.

Así que todo es una farsa; recordalo.
Una farsa.
Eso me has dicho vos.
Un accidente masivo constante y monótono.
(La naturaleza).

Tal vez es solo que esto es muy romántico,
tal vez mi vida es como un cuadro de Goya,
Quizá mi destino trágico tiene fuerza y no cansa de manifestarse.

Manos encadenadas, mugre y dolor.
Esto ya es rutina.
Una mentira.
La mentira que vos me diste y me enseñaste a vivir.

Hoy en día me alimento de eso podrido en mi interior,
sea lo que sea.
Lo que vos tenías que digerir.
Saprofita enajenada.

Es bizarro. ..
Te odio tanto,
sin embargo no te dejo ir.
Sería como botar mi idiosincrasia,
la de mi vida, la de mi mentira.
Esa que me implantaste en mis primeros años,
la falsa tetradimensionalidad que vivo.

Todos en algún momento
nos encontramos absorbidos por los estándares.
Eso es un hecho.
Sin embargo esto no es saludable.
Es una obsesión  algo inhumano y es por ello que a los ojos te digo hoy:

-Sos mi primer amor…
(Siempre lo serás).

Veamos esto dentro de todo arquetipo del sentir.

Y te tomamos de prototipo.

¿Que he aprendido?

¿Que habrá quedado?

Aleatorio. No es simple.

Me has enseñado lo que no vale la pena.

Es decir:

-¿Para que entregarse?,

¿De que sirve dar la vida a una persona?

Cuando es mas fácil salir a las calles,

a los bares,

con el resto de tu especie.

Es más factible buscar a alguien más,

resultara ser igual o mejor que mi mártir (tu persona).

A esperar.

Narcisista, egoísta.

Cacofónico, ¿pero que mejor manera?

¿Para que esperar?

La esperanza y la angustia son vanas.

No tienen color y se pierden entre números.

Matemática.

Cifras y códigos que predominan en la vida.

Sentir resulta ser algo como esto:

Busco y selecciono lo mejor de mí,

lo proceso y lo dejo madurar,

para que así tome un sabor exquisito,

único y sublime.

Así te identificas de mejor manera

con mis sentimientos apuntando en dirección a vos.

Espero sueño y sigo esperando…

Te aviso:

El tiempo se escapa entre mis dedos,

y sangro.

Mi producto se pudre, sigo soñando.

Sigo esperando.

Todo para un día despertar con mi interior fermentado,

mi alma carbonizada y el ser carcomido.

Produciendo, odio, dolor, e ira.

Solo eso, metabolicamente.

(inevitable).

El corazón no puede doler ¿Sabes? Es imposible.

Envía dolores reflejo;

Al brazo, al cuello.

En mi inicio como un agudo punzón

en mi brazo,

luego se extendió hasta dejarme sin fuerzas…

inhabilitado.

Busque mi corazón y encontré un orificio.

Punto donde solía encontrarse.

Me encontré con un coloide,

una espesa masa babosa.

Los restos de lo que fue mi corazón.

(Respire).

Ahora pienso.

Razono.

No puedo sentir.

Así que todo es una farsa; recordalo.

Una farsa.

Eso me has dicho vos.

Un accidente masivo constante y monótono.

(La naturaleza).

Tal vez es solo que esto es muy romántico,

tal vez mi vida es como un cuadro de Goya,

Quizá mi destino trágico tiene fuerza y no cansa de manifestarse.

Manos encadenadas, mugre y dolor.

Esto ya es rutina.

Una mentira.

La mentira que vos me diste y me enseñaste a vivir.

Hoy en día me alimento de eso podrido en mi interior,

sea lo que sea.

Lo que vos tenías que digerir.

Saprofita enajenada.

Es bizarro. ..

Te odio tanto,

sin embargo no te dejo ir.

Sería como botar mi idiosincrasia,

la de mi vida, la de mi mentira.

Esa que me implantaste en mis primeros años,

la falsa tetradimensionalidad que vivo.

Todos en algún momento

nos encontramos absorbidos por los estándares.

Eso es un hecho.

Sin embargo esto no es saludable.

Es una obsesión algo inhumano y es por ello que a los ojos te digo hoy:

Sos mi primer amor…

(Siempre lo serás).

Comentarios cerrados.