-18-

Escrito por en marzo 19, 2011 a eso de las 1:55 am.

La perfección de tu forma de ser imperfecta trasciende.
El perfume de tu sonrisa sigue siendo lo mejor en mi.
La sonrisa que se muestra cuando nos conectamos.
El silencio incomodo cuando nuestros ojos se conectan.

1461 días de silencio y respeto.
Estamos mayores, pero la esencia supone.
Nos enlaza, como aquella memoria de noches frías,
Luego del calor de verano corriendo entre vos y yo.

Tus sonrisas olvidando todo.
Mi ojos censurados recordando todo.
Conserve cada momento para cuando volvieras.
Una casa, su familia y sentimientos pausados para vos.

Nunca cerré los ojos tan fuerte.
No mientras mentía tratando de ilusionarme.
Mientras le mentía al destino dándole la razón.
No mientras pretendía que ella, era vos.

Años de silencio y eco de todos aquellos errores.
Esclavo de ellos he tenido tiempo para estudiar.
Los arcos que componen tu imágen,
Los cuadros que componen tu ser.

Sigo cautivo de esa simetría.
La del paradigma de los dos.
Sigo pensando matemáticamente.
En las ecuaciones que nos componen a ambos.

De aquellas noches de pecado misericordioso.
Sobre los días de magenta amarillo.
De aquellas madrugadas de pecados virginales.
De noches azul violeta y verde limón.

Estacionados bajo una lluvia de verano frente a tu casa.
Aparcando el alma en este tu hogar.
Yo silenciaba todo lo que me hiciera dudar.
Y vos pensabas en lo que no lo haría perdurar.

El tiempo da tardado en durar.
35 mil horas para una segunda ronda.
Para poder verte a los ojos y aquel beso terminar.
El que iniciara todo el fin sin siquiera empezar.

Comentarios cerrados.